amGardpro | What is Slimline pro?

La inspiración detrás de la marca | Cypress Semiconductor

VÍDEOS DESTACADOS

Transformar la empresa para adentrarse en el ámbito de la industria 4.0 requiere contar con un modelo robusto, flexible y eficaz, basado en la tecnología, la digitalización y las personas, tres ejes que se deben aplicar de manera conjunta y equilibrada para abordar el cambio con éxito. Sin embargo, cada empresa es ella y sus circunstancias, y no hay una fórmula magistral universal. Esa es una de las principales conclusiones a las que se ha llegado hoy en un desayuno tecnológico celebrado en ESADEFORUM, en Barcelona, en el que Sisteplant ha expuesto cómo hacer realidad un modelo de fabricación avanzada que conduzca a la empresa hacia la industria del futuro.

En el encuentro también han participado Puig, Danone y Siemens BJC, que han relatado su experiencia sobre cómo establecieron su hoja de ruta y cómo aplicaron las mejores prácticas desarrolladas por sus empresas en su camino hacia la fabricación avanzada.

«No hay una receta única que se pueda aplicar de manera generalizada a cualquier empresa. Dependerá del nivel de madurez, de las exigencias del sector y de las particularidades de cada negocio. Para hacerlo posible, se deben tener en cuenta las ventajas que ofrecen herramientas tecnológicas y digitales; rediseñar los planes operacionales, de gestión y de organización; tener ambición tecnológica; e implicar a las personas, los equipos, que harán que la transformación hacia un modelo de fabricación avanzada sea efectiva en todos los escenarios posibles», ha destacado Alfonso Ganzabal, director general de Sisteplant, durante la conferencia inaugural del desayuno tecnológico.

Sisteplant habla desde el conocimiento y la experiencia. La firma da apoyo a las empresas catalanas del sector industrial y de servicios desde la oficina abierta en Barcelona hace más de veinte años, convirtiéndose en referente de la fábrica del futuro. «La transformación implica cambios productivos, logísticos, socio-laborales y de captación y gestión de conocimiento y talento. Todas estas cuestiones son imprescindibles y deben abordarse con una estrategia y visión global. Las empresas catalanas son cada vez más conscientes de que la industria 4.0 ya es una realidad que hay que abordar y se encaminan hacia esta transformación», ha afirmado Ganzabal.

Para hacer efectivo el paso hacia la industria 4.0, el director general de Sisteplant recomendó «una hoja de ruta con tres líneas de actuación paralelas: el control sobre las operaciones en planta; el conocimiento profundo y con base científica de las variables que afectan a los indicadores del proceso de producción; y la necesidad de dotar a todos los procesos productivos de la capacidad de autorregulación a través de la tecnología».

A continuación, Borja Arenaza, responsable de Desarrollo de Negocio de Sisteplant, expuso cómo hacer realidad el modelo de fabricación avanzada, cómo establecer y aplicar la hoja de ruta para garantizar el éxito del proceso. «Debemos tener una visión global que observe en paralelo el corto plazo, para impactar en los indicadores operativos, y el medio y largo plazo, para asegurar un salto competitivo» ha aconsejado.

En una etapa inicial, serán necesarias herramientas que permitan establecer el control de planta, entre otros, para contribuir a reducir costes y plazos con el fin de incrementar la eficiencia, la calidad y el nivel de servicio. En el segundo estadio, según Arenaza, se incluirán para incluir cuestiones relativas a la organización, las tecnologías de fabricación, la digitalización y las personas, con herramientas dirigidas a apoyar la agilidad, el fortalecimiento, la cadena de suministro optimizada y la fábrica inteligente, pero también la humana y la digital. Aunque son pocas las empresas que, en nuestro país, se encuentran en este estadio de fabricación avanzada, es en este punto donde la generación y la distribución del conocimiento se convertirá en la piedra angular sobre la que se podrán desarrollar las capacidades predictivas y llegar incluso a que el propio sistema se encargue de regular el proceso. Las tecnologías recomendadas para este tercer estadio son la minería de datos, Internet de las Cosas (IoT), machine learning, gemelos digitales o modelos predictivos.

Puig, Danone y Siemens expusieron en una mesa redonda posterior sus experiencias en la transformación hacia la industria 4.0. Los participantes respondieron a las preguntas planteadas por Ana Santiago, CEO de Sisteplant, y moderadora del debate, que destacó la importancia de la formación de las personas en la transformación digital de la industria, y la colaboración de universidades y ciclos formativos duales para llegar a la excelencia en el proceso. Los participantes en la mesa redonda han puesto especial énfasis en el diseño de una hoja de ruta, previa aplicación de cualquier fase transformadora; en la flexibilidad, como uno de los drivers primordiales en la ejecución de los modelos; y la importancia de la digitalización en la reactividad de la gestión. Analizar el nivel de madurez de las factorías y abordar la formación de todos los miembros de la cadena de producción resultan imprescindibles para implementar con éxito la transformación hacia la industria 4.0

Sobre Sisteplant

Sisteplant está especializada en mejorar la competitividad de empresas tanto industriales como de servicios, a través de la transformación de sus procesos.

Este grupo industrial nació en 1984, y su principal actividad es la optimización de los procesos productivos, logísticos y organizativos, aportando soluciones tecnológicas y de fabricación avanzada.

Sisteplant cuenta con distintas sedes en España en Madrid, Bilbao, Barcelona y Sevilla, y a nivel internacional en México y Brasil. Cuenta con más de 150 trabajadores y desempeña sus actividades para muy diversos sectores como Automoción, Aeroespacial y Defensa, Alimentario, Químico, Farmacéutico, Bienes de equipo, Electrónica, Energía y Medioambiente, Infraestructura y Transportes, Sanidad, Facilities y Administración Pública.

www.sisteplant.com