amGardpro | What is Slimline pro?

La inspiración detrás de la marca | Cypress Semiconductor

VÍDEOS DESTACADOS

El Grupo ADP, líder mundial en diseño, construcción y operación de aeropuertos, ha optado por el motor de imanes permanentes WMagnet Direct de WEG, incluido el convertidor de frecuencia CFW11, para solucionar las frecuentes averías y los elevados costes de mantenimiento de los motorreductores instalados en las torres de refrigeración del aeropuerto de Roissy. La factura anual de mantenimiento y energía se ha reducido a la mitad.

WEG, proveedor mundial de equipos eléctricos y de soluciones de automatización, en colaboración con JACIR, empresa especializada en la fabricación de torres de refrigeración para la industria y la climatización, ha dotado a las torres de refrigeración del grupo ADP en Roissy de una solución de alto rendimiento.

JACIR, socio de WEG desde hace mucho tiempo, propuso la instalación de cinco motores eléctricos WMagnet para sustituir a los motorreductores utilizados hasta ahora, para solucionar los problemas relacionados con las averías y los costes de mantenimiento de las torres de refrigeración del Grupo ADP. Los fallos detectados estaban relacionados con el hecho de que el variador de velocidad combinado con un motorreductor estándar generaba un sobrecalentamiento cuando se requería una rotación de hélice a baja velocidad para la ventilación. Para evitar el sobrecalentamiento del motor, el convertidor de frecuencia se configuró en un rango de funcionamiento de entre 22 Hz a 50 Hz con una frecuencia de reposo inferior a 22 Hz y una reducción de aceite, lo que afecta a la lubricación del engranaje cuando se vuelve a poner en marcha el motorreductor.

“Las pérdidas en funcionamiento de las dos unidades de refrigeración conectadas a las torres averiadas (7 MW por torre), que se producían dos o tres veces al año, se convertían en un grave problema para nuestra producción”, explica Gérard Dandeville, responsable del mantenimiento de ADP, y añade: “Además, estas averías generaban considerables costes de mantenimiento, de hasta 15.000 euros, incluidas las piezas de recambio”.

El Grupo ADP ha definido cuatro ejes prioritarios para la elección de una solución alternativa: regular la temperatura del agua fría en periodos de baja actividad y el funcionamiento en todo el rango operativo, incluso a baja velocidad; comunicarse con el GTC a través del protocolo de Ethernet; reducir las operaciones y los costes de mantenimiento, así como cumplir con las nuevas normas relativas a la eficiencia energética de los motores.

Los motores eléctricos WMagnet cumplieron perfectamente estos requisitos con una alta eficiencia, un par constante en todo el rango de velocidades y una vida útil más larga. Esta tecnología de motores montados directamente sobre la hélice (que permite renunciar al motorreductor) resolvió en todos los aspectos el problema del Grupo ADP, gracias a motores de consumo energético más bajo y a una regulación mucho más precisa de la ventilación para paliar los frecuentes problemas mecánicos y las recurrentes intervenciones de control y mantenimiento.

La solución, consistente en motores WMagnet y convertidores de frecuencia CFW11, capacita al sistema para suministrar una potencia de 52 kW a 380 rpm. Este funcionamiento óptimo en materia de eficiencia energética permite al Grupo ADP minimizar su consumo de energía.

Para detallar esta solución de WEG, JACIR elaboró un informe técnico, que se presentó al grupo ADP antes de la adjudicación del proyecto, y realizó previamente un estudio completo de la estructura de la torre para asegurar la adaptabilidad de la solución propuesta. En este documento, JACIR y WEG no solamente proponen una solución única e innovadora, sino que también ofrecen una verdadera respuesta a los problemas del grupo ADP y una visión a largo plazo de reducción del coste total de explotación; de este modo, demostró su firme compromiso con la eficiencia energética final de las torres de refrigeración del Grupo ADP.

Se ha desarrollado un nuevo soporte para motor (silla y chasis) en acero inoxidable 316L para cumplir con el procedimiento de tratamiento de agua requerido para las mediciones de legionelosis.

“Desde la instalación de los motores de imanes permanentes, hemos constatado que la regulación de los depósitos ya no se realiza en diente de sierra y la temperatura se mantiene constante”, comenta Gérard Dandeville y continúa: “Ahora pasamos de 0 a 50 hertzios y de 0 a 380 rpm sin ningún problema. También hemos observado una reducción significativa de los niveles de ruido y vibración de las torres, y su estructura ya no sufre golpes en los arranques o al acelerar la velocidad de rotación de la hélice”.

La solución de WEG, en su conjunto, para las torres de refrigeración del Grupo ADP se ha concebido de conformidad con el Reglamento europeo en materia de diseño ecológico (Directiva 2005/32/CE, por la que se instaura un marco para el establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos que utilizan energía).

El fácil uso de los variadores de velocidad también fue un factor clave en la adopción de la solución propuesta por WEG y JACIR. Para apoyar al personal encargado de la regulación, se impartió una formación completa cuando se pusieron en marcha los equipos inmediatamente después de su montaje.

“Todo fue muy sencillo y en francés, lo que está muy bien. La tecnología implementada es muy intuitiva y fácil de usar. Desde su instalación, no hemos tenido que intervenir en la programación establecida al principio”, señala Gérard Dandeville.

La asistencia prestada a lo largo de todo el proyecto y la estrecha colaboración entre WEG y JACIR hicieron posible la finalización del proyecto dentro del plazo establecido. La sinergia entre WEG y JACIR, que combina la experticia de JACIR en materia de torres de refrigeración con la de WEG en la motorización y su pilotaje, también ha permitido ofrecer al Grupo ADP una solución eficiente, flexible y eficaz, con una potencia instalada muy inferior a la original (poco más de 200 kW frente a casi los 400 kW de antes, con una eficiencia global muy superior). Teniendo en cuenta el ahorro de energía y la reducción de los costes de mantenimiento, el retorno de la inversión ha sido muy rápido.

“Ha sido un negocio acertado, que ha cumplido con los plazos acordados, y nuestro rendimiento térmico es mucho mejor: ahora estimamos que la factura anual del consumo de electricidad se ha reducido a la mitad”, concluye Gérard Dandeville, que ya ha hecho otros pedidos al dúo de socios WEG y JACIR.

Acerca de WEG

Fundada en 1961, WEG es una empresa global de equipos eléctricos y electrónicos, que opera principalmente en el sector de bienes de equipo y ofrece soluciones para máquinas eléctricas, sistemas de automatización y pinturas para diversas áreas, entre las que se incluyen la de infraestructuras, la siderurgia, la industria papelera, la del petróleo y gas y la minería, entre otras. WEG destaca en la innovación por el constante desarrollo de soluciones que responden a las principales tendencias en eficiencia energética, energías renovables y movilidad eléctrica. La empresa, cuya plantilla cuenta con más de 30.000 empleados a escala mundial, tiene plantas de producción en 12 países y está presente en más de 135 países. Sus ingresos netos ascendieron en 2018 a 11,9 mil millones de reales (aproximadamente 2,8 mil millones de euros).

www.weg.net/es