Skip to main content

  • La tecnología de condensadores síncronos está ayudando a SEV, el principal proveedor de electricidad, a restablecer la inercia de giro, vital para mantener el equilibrio de la red eléctrica de las Islas Feroe a medida que aumenta la apuesta por las energías renovables.
  • La tercera unidad se instalará en la isla de Borðoy, que está conectada a la red principal
  • El proyecto forma parte del objetivo de SEV de generar el 100% de energía verde en 2030

ABB prosigue su colaboración con SEV, el principal productor y distribuidor de energía eléctrica de las Islas Feroe, para suministrar tecnología innovadora de condensadores síncronos (SC, por sus siglas en inglés) que estabilice la red eléctrica a medida que se van eliminando las centrales alimentadas con combustibles fósiles en favor de la generación renovable. Esta última unidad SC se desplegará en la isla de Borðoy, en el noreste, donde reforzará el suministro eléctrico local para unas 5.000 personas.

La primera unidad ABB de 8 megavoltio-amperios (MVA) se instaló en 2021 en la aislada isla de Suðuroy. La segunda unidad, de 12 MVA, se instaló en 2022 junto a la central eléctrica de Sund, en Streymoy, la isla más grande y poblada de las Islas Feroe, a la que llega la red eléctrica principal. La nueva unidad de 8 MVA de Borðoy también se integrará en la red principal.

SEV se ha fijado el ambicioso objetivo de que las aisladas Islas Feroe, en el Atlántico Norte, generen un 100% de electricidad verde a partir de energía hidroeléctrica, solar y eólica, biogás y, potencialmente, mareomotriz. Además de ayudar a combatir el cambio climático, esto aportará importantes beneficios económicos al eliminar la actual dependencia de las costosas importaciones de combustibles fósiles. Un reto importante para SEV es que el desmantelamiento de su actual central de generación de electricidad alimentada con gasóleo reduce la disponibilidad de la «inercia de giro», vital para mantener el equilibrio de la red y garantizar su funcionamiento seguro. Este problema debe resolverse localmente, ya que no hay cables eléctricos que conecten las Islas Feroe con los países vecinos, lo que significa que su red no puede recurrir a ayuda externa.

ABB colabora con SEV para afrontar el reto de la estabilidad desplegando una tecnología innovadora en forma de condensadores síncronos. Se trata de máquinas eléctricas rotativas que prestan servicios esenciales para reforzar un sistema eléctrico y mantenerlo estable a medida que cambian tanto las cargas como la producción de energía renovable. Estos servicios incluyen la inercia, el nivel de avería y la potencia reactiva para la regulación de la tensión.

«Nuestro plan de abandono de los combustibles fósiles va por buen camino. En 2023, algo más del 50% de nuestra electricidad se producirá a partir de fuentes de energía verdes. Sin embargo, esto significa que nuestra colaboración con ABB en la tecnología de estabilidad de la red es cada vez más vital para mantener la continuidad del suministro a los clientes», afirma Terji Nielsen, Director de I+D de SEV. «Estamos muy satisfechos con el funcionamiento de las dos primeras unidades SC. Esto nos dio confianza para encargar una tercera unidad para Borðoy».

«La descarbonización de la generación de energía es fundamental para permitir la productividad en un mundo con bajas emisiones de carbono. Pero puede suponer un reto para mantener la estabilidad y resistencia de la red. Por eso estamos viendo ahora un gran aumento del interés por nuestra tecnología SC, que ayuda a reforzar las redes débiles, especialmente en zonas remotas», afirma Heikki Vepsäläinen, Presidente de la División Large Motors and Generators. «Estamos encantados de continuar nuestra colaboración con SEV para desplegar una tercera unidad. En efecto, las Islas Feroe se están convirtiendo en un laboratorio de trabajo para demostrar las ventajas de las SC para las redes eléctricas de las redes insulares».