Skip to main content

  • Bene Bono lucha contra el desperdicio alimentario desde el origen, ofreciendo productos 100% ecológicos y cultivados en España, un 30% más barato que en tiendas y supermercados eco.
  • Esta startup ayuda a los agricultores españoles a comercializar frutas y verduras que serían rechazadas por los canales de distribución tradicionales debido a razones estéticas.
  • Según la Agencia de Residuos de Cataluña, cada persona genera 35 kilos de residuos alimentarios por año: en Cataluña, el 58 % del desperdicio alimentario tiene lugar en los hogares.
  • Bene Bono inició su actividad en España el pasado febrero, donde ya han conseguido salvar más de 55 toneladas de frutas y verduras ecológicas y más de 27,5 millones de litros de agua.

Bene Bono, startup que salva frutas y verduras ecológicas e imperfectas, llega a Barcelona para luchar contra el desperdicio alimentario. En concreto, Bene Bono espera salvar más de 7,3 toneladas de frutas y verduras imperfectas a la semana en la Ciudad Condal.

Luchar contra el desperdicio alimentario es el principal objetivo de Bene Bono. Bajo esta línea, la joven empresa, fundada en Francia, comercializa productos 100% ecológicos y cultivados en España. Con ello, por un lado, ayuda a los agricultores locales a dar salida a las frutas y verduras que serían rechazadas por los canales de distribución tradicionales, principalmente por razones estéticas: demasiado grandes o pequeñas, con imperfecciones, torcidas… 

Asimismo, Bene Bono también beneficia a los consumidores, ya que sus cestas de frutas y verduras llegan a los hogares un 30% más económicas que si hubieran sido adquiridas en tiendas y supermercados ecológicos.

Barcelona, clave en la expansión de Bene Bono

Según la Agencia de Residuos de Cataluña, cada persona genera 35 kilos de residuos alimentarios por año. Además, la Agencia afirma que, en Cataluña, el 58 % del desperdicio alimentario tiene lugar en los hogares. Ante estos datos alarmantes, Bene Bono llega a Barcelona con el propósito de conseguir reducir el desperdicio de frutas y verduras ecológicas, aumentando así el compromiso tanto social como con el medioambiente. 

Esta llegada se produce tras cuatro meses de operaciones en España, país donde Bene Bono inició en febrero su actividad en Madrid, y donde ya ha conseguido salvar más de 55 toneladas de frutas y verduras y más de 27,5 millones de litros de agua.

Su objetivo: salvar 7,3 toneladas a la semana en la Ciudad Condal

La llegada a Barcelona se produce con el objetivo de salvar 7 toneladas de frutas y verduras a la semana. Actualmente, ya cuenta con más de 30 productores en su red de colaboradores. Así, todos los clientes podrán adquirir cestas de frutas y verduras ecológicas semanales mediante suscripción, disponibles tanto a domicilio como a recoger en puntos de venta repartidos por la ciudad.

“Estamos muy ilusionados con la llegada a Barcelona, una ciudad que consideramos clave y en la que esperamos que nuestro proyecto tenga gran acogida, ya que acumula hitos como el de haber sido nombrada Capital Mundial de la Alimentación Sostenible 2021. Dar este paso nos permite trasladar una nueva forma de comprar y consumir frutas y verduras de temporada, a la vez que aumenta el compromiso con el medioambiente y la sociedad”, explica Sven Ripoche, cofundador de Bene Bono.

Su éxito en Francia 

Bene Bono viene respaldada por su éxito en Francia donde, en tan solo tres años, cuenta con más de 15.000 consumidores semanales y con una red de más de 300 agricultores y cooperativas. 

Además, desde su nacimiento, ha salvado más de 1.000 toneladas de frutas y verduras ecológicas y ha evitado la emisión de cerca de 300 mil kg de CO2 equivalente, economizando cerca de 490.000 millones de litros de agua.

www.benebono.es