Skip to main content

El primer congreso Future Mobility Challenges organizado por FaCyL, bajo el sello de la marca sectorial Polo de la Automoción, sienta las bases de una reflexión necesaria para la industria.

400 expertos de la automoción española han participado en este encuentro donde se ha puesto el foco en la adaptación, resiliencia y transición de este ecosistema productivo en un momento crucial.

Durante todo el día de hoy, Valladolid se ha convertido en el centro de todas las miradas de la automoción española con la celebración del primer congreso Future Mobility Challenges organizado por el cluster de la automoción de Castilla y León, FaCyL, bajo el sello de la marca sectorial Polo de la Automoción.

En la sesión matinal, se ha debatido acerca de dos aspectos claves como la competitividad y la tecnología, dos pilares claves para el desarrollo de la automoción. El encuentro ha sido inaugurado por el presidente del cluster de FaCyL, Félix Cano, quien ha agradecido la “presencia” de todos los que hoy han acudido a este congreso y ha destacado “el elevado nivel” de los ponentes. En su discurso de bienvenida ha destacado “la importancia de la automoción para el conjunto de la economía española y que Castilla y León es un polo de atracción de proyectos y automoción de movilidad sostenible”. Por ello, ha reclamado la necesidad de que las autoridades contemplen al “ecosistema de automoción como una voz destacada en el ámbito de la movilidad sostenible e inteligente”. Cano, además, ha manifestado que el “vehículo del futuro ya se está diseñando y se está diseñando en Castilla y León”.

José María López, Comisionado del PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MINCOTUR), fue el encargado de inaugurar el turno de ponencias y ha explicado que, “en estos momentos, se está trabajando en la convocatoria de 2023 del PERTE VEC, en dos líneas, en concurrencia simple, mejoradas en cuanto a conceptos financiables admitidos, garantías y plazos de ejecución. Una línea para impulsar el ecosistema de baterías con incentivos y otra línea, de concurrencia simple también, para apoyar proyectos individuales con impacto en los distintos eslabones de la cadena de valor de los vehículos eléctricos y conectados”.

Rafael Westinner, senior partner de McKinsey, reseñó durante su intervención que “el sector de la movilidad es un ecosistema complejo compuesto por actores del sector privado, del sector público y la sociedad en sentido amplio, que está atravesando un momento de transformación. Los avances tecnológicos en automoción, electrificación y vehículos autónomos, los cambios regulatorios que buscan reducir la contaminación y la congestión urbana, y la transformación de las preferencias de los usuarios en aras de soluciones sostenibles y accesibles marcarán la trayectoria de esta revolución. Aquellos que inviertan en construir cadenas de suministro resilientes y sostenibles, en desarrollar productos y modelos de negocio innovadores, y en capacitar y retener al talento, aumentarán las probabilidades de capturar el valor en juego en esta revolución”.

Competitividad para crecer

Tras las ponencias de apertura, el congreso ha continuado con un bloque donde se ha debatido acerca de la competitividad y de la necesidad de resiliencia y adaptación al cambio por parte de los actores que forman parte del ecosistema de automoción.

En este sentido, Ricardo García, vicepresidente Ejecutivo Región Southern Europe de BENTELER, ha significado que su compañía, “desde 1876, ha vivido muchos hitos mundiales, y su capacidad de adaptación y resiliencia le ha permitido seguir siendo competitiva. Unos objetivos claros y bien definidos, contando con todos sus empleados, trabajando en soluciones y en el mundo del mañana de forma proactiva, viendo los problemas como retos, aprendiendo de sus errores y siguiendo muy de cerca las tendencias de mercado, han permitido que BENTELER se posicione como el especialista en procesamiento de metales líder a nivel mundial: financieramente sólido, altamente competitivo y ágil.”

El director de Asuntos Públicos, Impacto Social y Comunicación de Renault Iberia, Jesús Presa, remarcó que los objetivos de transición hacia un mundo más sostenible son una responsabilidad de muchos actores. Las compañías que integran el sector de automoción y movilidad ya ha trazado sus hojas de ruta y están poniendo en marcha estrategias para alcanzar los objetivos cero emisiones. Pero el sector forma parte de un ecosistema del que también forman parte el resto de la industria, las infraestructuras, las ciudades, los territorios, las administraciones públicas y los ciudadanos. No podremos alcanzar la descarbonización completa sin la implicación de todos los agentes del ecosistema, sin un compromiso responsable de hábitos de consumo sostenible, sin un cambio en nuestra forma de vida.

El bloque de competitividad lo ha cerrado el presidente ejecutivo de GESTAMP, Francisco J. Riberas quien ha incidido en que, “ante un contexto global marcado por la incertidumbre, el sector tiene ante sí grandes retos y oportunidades, algunos concretos del sector de automoción, como la recuperación de volúmenes de producción de vehículos y la electrificación, y otros, globales, como la industria 4.0, el talento y la sostenibilidad”.

Tecnología

Mari Paz Robina, presidenta de Michelin España y Portugal y Helena Antolín, vicepresidenta de Antolin, han compartido espacio para ofrecer su visión acerca de cómo serán las fábricas inteligentes que desarrollarán el vehículo del futuro.

Robina ha señalado que “la movilidad del futuro ha de ser cada vez más segura, más conectada y más sostenible. Michelin está bien posicionado para enfrentar los desafíos de una movilidad que cambia rápidamente, donde los neumáticos cobran mayor protagonismo, gracias a sus capacidades de innovación y su liderazgo tecnológico”.

Por su parte, Helena Antolín ha explicado que “en Antolin estamos dando forma a la fábrica del futuro: una fábrica flexible, ágil, inteligente y digital gracias a la digitalización y la aplicación de las soluciones y las tecnologías de la industria avanzada. El objetivo es contar con las fábricas más competitivas, eficientes y productivas centrándonos en las actividades de mayor valor añadido y mejorar así el servicio ofrecido a los clientes”.

La sesión matinal, además, ha contado con la presencia del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha mostrado ha reconocido que hoy se vive un momento clave para el futuro de la automoción en Europa, España y Castilla y León por encontrarse en plena transición hacia una nueva movilidad más sostenible, inteligente y eficiente; y que tiene, por tanto, muchos retos estratégicos, industriales y tecnológicos por delante.

Por ello, ha agradecido a los profesionales que forman parte del Clúster de la Automoción de Castilla y León (FACYL) su trabajo para allanar el camino hacia esta nueva movilidad a través de planes industriales de vanguardia y con expectativas de creación de empleo.