EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

Oppent – Mobile Robots for any kind of need

VÍDEOS DESTACADOS

Skip to main content

En 1964 Günter y Margret Blase crearon las bases de los revolucionarios motion plastics en la industria

La pareja fundó igus en el año 1964 en el garaje de su casa en Colonia-Mülheim. En 2021, 57 años después, esta empresa internacional suministra motion plastics sin lubricación ni mantenimiento a clientes de todo el mundo. Con motivo del 90º aniversario de sus fundadores, igus ha devuelto la vida a ese garaje.

Cuando Günter Blase se dirigió a la fabrica de igus por su 90º cumpleaños, pudo observar el progreso de la construcción del nuevo edificio en la B8. La instalación se encuentra junto a la sede de Colonia Porz-Lind y se puede identificar desde lejos por sus característicos enormes pilones amarillos. Aquí es donde igus GmbH desarrolla y produce los plásticos de alto rendimiento para aplicaciones en movimiento. Los plásticos optimizados tribológicamente se utilizan en todo el mundo para lograr que las piezas móviles no requieran lubricación, sean silenciosas y ligeras. Se emplean en multitud de sectores, como por ejemplo en escenarios de teatros, bicicletas de montaña, mobiliario de oficinas, plataformas de perforación en alta mar, sistemas de grúas, barcos y cohetes espaciales. En 1965, un año después de la fundación de igus, cuando empezaron a desarrollar los primeros motion plastics en un garaje de 55 m² todo esto era inimaginable . Blase pronto fue consciente del potencial del plástico, y se dio cuenta de que la inyección podía ser la clave para optimizar el rendimiento de la industria. Así que, tras ocho años en un puesto de trabajo fijo en una empresa del sector del plástico, decidió emprender su propio camino. Su mujer, Margret, que también cumplió 90 años en abril, apoyó su decisión. Como asesora fiscal independiente, también asumió la responsabilidad de la contabilidad y las finanzas de la nueva empresa mientras su marido se centraba en la producción. Durante seis años, igus fabricó motion plastics en el garaje ejerciendo como fabricante por contrato para algunos clientes industriales.

«Siempre tenemos que estar preparados para un 50% menos y un 50% más»

Cincuenta y seis años después, con motivo del 90º cumpleaños de la pareja, se construyó una réplica de este garaje frente a las instalaciones de la fábrica de igus, de 90.000 m², diseñada por el arquitecto Nicholas Grimshaw en 1994. En el interior del garaje se exponen varios hitos de la historia de la empresa, como la primera máquina de inyección. Mucho ha cambiado desde que la empresa fabricaba en un garaje: actualmente, la gama de productos incluye más de 200.000 piezas que pueden suministrarse desde el almacén y abarca desde sistemas de cadena portacables con vida útil predecible y garantía hasta piezas especiales inteligentes impresas en 3D, pasando por componentes de robots para una iniaciación económica a la automatización industrial. Más de 4.500 personas en 35 sucursales de igus en todo el mundo trabajan diariamente para garantizar que los clientes puedan mejorar su tecnología y reducir los costes. Sin embargo, igus sigue manteniendo la máxima de Günter Blase, que es más cierta que nunca: «Siempre tenemos que estar preparados para un 50% menos y un 50% más». La rápida ampliación de las capacidades de almacenamiento de las máquinas y materias primas durante la pandemia sigue garantizando unos plazos de entrega relativamente rápidos durante la fase actual de pronta recuperación económica. La construcción de una nueva fábrica impulsará el avance de este desarrollo en el futuro. La ampliación de las instalaciones es un proyecto que Günter Blase, siempre fascinado por la arquitectura, apoya activamente.

www.igus.es