A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

En pleno centro histórico de Venecia hay unas nuevas instalaciones de elevación resistentes pero delicadas que “desaparecen” por completo cuando se ha terminado de cargar o descargar los barcos. Todo el equipo de elevación -entre el que figuran el polipasto EUROCHAIN VL10, el bloque de cadenas para cargas pesadas ZHR,, los cabrestantes ME y los polipastos PLV- ha sido suministrado por Verlinde.Fig. 1 – Angelo Orsoni srl produce mosaicos esmaltados y de pan de oro que, principalmente, se utilizan en la decoración y en la tapicería de lujo.

 

La empresa Angelo Orsoni fue fundada en 1888 en Venecia, en el histórico barrio de Cannaregio. En 1903 se trasladó a su sede actual. Mediante procesos artesanales, la empresa produce mosaicos esmaltados y de pan de oro que, principalmente, se utilizan en la decoración y en la tapicería de lujo.

 

Como todas las empresas de la laguna, Angelo Orsoni tiene un acceso por el agua y los cargamentos entrantes y salientes se transportan en barcos que pueden acceder libremente al Rio del Battello.

 

Del canal a tierra firme

Recientemente, la empresa decidió dotarse de unas nuevas instalaciones de elevación para la carga y descarga de los cargamentos paletizados de los barcos a tierra firme. Anteriormente, esta operación se llevaba a cabo con barcos equipados con grúas. En concreto, las grúas depositaban las cargas en el muelle y, a continuación, se recibía y almacenaba el material utilizando un transpalet. Sin embargo, con este método existía el riesgo de que la carga se deslizase hacia el canal, ya que el pavimento era irregular y estaba ligeramente inclinado. Una dificultad añadida era el fenómeno del “agua alta”, que con frecuencia imposibilitaba la manipulación de los materiales.
“Nuestro objetivo principal era reducir los gastos de transporte, porque utilizar un barco con una grúa hidráulica es un 50 % más caro que un barco sin grúa”, explica Liana Melchior, directora de Relaciones Externas de Angelo Orsoni. “Además, queríamos facilitar el acceso de los barcos. El acceso acuático se encuentra en un canal donde solo pueden pasar barcos de hasta 240 cm de anchura, mientras que los barcos con grúa tienen una anchura mínima de 270 cm. Cada vez que un barco que supera la anchura límite tiene que pasar, hay que solicitar un permiso especial de la Oficina de Espacios Acuáticos del Ayuntamiento. Por norma general, para conseguirlo hacen falta de 24 a 48 horas. Gracias a la nueva planta de elevación, podemos cargar paquetes de hasta 1.600 kg en barcos sin grúa”. Además, la empresa quería optimizar sus espacios internos. “No tenemos ningún toro”, explica Stefano Giambino, director de Producción de Angelo Orsoni. “Gracias al polipasto, podemos apilar dos palés, con lo cual ganamos espacio de trabajo. Para elevar las barras (aprox. 3 toneladas) se han fabricado gatos mecánicos específicos”.
Además de cumplir las características citadas, las instalaciones debían tener un impacto visual reducido. “En el centro histórico de Venecia está prohibido realizar modificaciones en las fachadas, incluso en los edificios sin ningún valor especial, así que el polipasto tenía que ser plegable. Además, la zona donde se encuentra la nueva planta se inunda periódicamente cuando sube la marea, de modo que había que utilizar materiales tratados para resistir la oxidación y la sal”.

 

Tras contactar con tres proveedores, se optó por Handel Sollevamenti. “Nos decidimos por Handel Sollevamenti aunque teníamos una oferta de una empresa mucho más arraigada en Venecia (en cada astillero hay instalaciones de elevación parecidas). El motivo es que Handel Sollevamenti cumplía mejor los requisitos y, al mismo tiempo, prestaba la máxima atención a los materiales usados”, explica Stefano Giambino. “Además, valoramos su disponibilidad para realizar un estudio inicial, su supervisión de la fase de construcción en el taller, la inclusión en su oferta de dibujos técnicos realizados con un software de diseño 3D y la gestión de las operaciones de ensamblaje”.

 

Una solución personalizada

“Para resolver los problemas específicos que planteaba esta aplicación, tras un análisis sobre el terreno en el que se detectaron numerosas dificultades (pavimento en pendiente, marea alta constante y presencia de cuatro basas de pequeño tamaño), diseñamos y desarrollamos una estructura de doble portal equipada con una viga fija y una viga móvil que termina su carrera en el medio del canal y sobre la cual se puede mover un polipasto EUROCHAIN VL10 Verlinde con una capacidad de carga de 1.600 kg”, explica Federico Alcido, director de Ventas de Handel Sollevamenti. Toda la estructura se puede volver a introducir por la puerta.
“Participamos en un encuentro internacional de fabricantes de instalaciones de elevación que utilizan productos Verlinde. El encuentro se celebró en Barcelona el pasado septiembre y en él participaron representantes de 35 países. Llegamos a la conclusión de que el polipasto de cadena EUROCHAIN VL10 era el más adecuado para cumplir los requisitos del cliente y afrontar las condiciones adversas de este contexto específico de aplicación”, recuerda Alcido.

 

Para las instalaciones, se construyeron cuatro columnas con refuerzo 2 por 2 específicamente diseñadas para facilitar la disposición horizontal de las guías de viga sobre las que se desplaza la carga. Las columnas, realizadas en acero laminado S275JR con perfil HEA200, sostienen dos traversas del mismo material con perfil HEB 200. Unida a las dos traversas con uniones soldadas y empernadas pertenecientes a la clase de resistencia 10/9 se encuentra la viga fija, fabricada con acero laminado S355J2H con perfil HEB260. La viga móvil se puede desplazar sobre la viga fija utilizando un carro y un sistema de cremallera impulsado por un motorreductor.

 

El polipasto EUROCHAIN VL10 Verlinde se mueve por encima de la viga móvil mediante un carro eléctrico. Un radiocontrol permite dirigir desde las distancias los movimientos del polipasto y la viga móvil, si bien, para evitar oscilaciones, ésta no puede moverse hasta que el polipasto no se haya introducido por completo. Para suministrar y controlar el polipasto EUROCHAIN VL10, por motivos tanto estéticos como de seguridad en lugar del tradicional festón para sostener los cables se ha utilizado una cadena. “Con esto hemos eliminado el riesgo de que el festón dificulte la carga durante las operaciones de manipulación”, señala Alcido.

Teniendo en cuenta que la estructura se iba a instalar en un entorno de agua salada, era importante evitar la corrosión, a la que se prestó una atención especial en la fase de diseño. Con este fin, toda la estructura se ha galvanizado en caliente y barnizado con RAL 2011, el color que distingue a Handel Sollevamenti.

 

La lógica de funcionamiento ha sido diseñada para evitar la realización de acciones súbitas, accidentales o peligrosas al trasladar la carga del barco a tierra firme. “En las operaciones de ensamblaje no podíamos recurrir a equipo de elevación auxiliar, como por ejemplo toros. Por tanto, a parte de nuestro talento tuvimos que utilizar prácticamente toda la gama de equipo manual Verlinde: el bloque de cadenas para cargas pesadas ZHR, el cabrestante ME y los polipastos PLV”, afirma Alcido.

 

El sistema fue diseñado mediante un sofisticado software de 3D y, posteriormente, se fabricó y preensambló en la sede de Handel Sollevamenti antes de suministrarse al cliente. El montaje del sistema en las instalaciones del cliente duró aproximadamente una semana. “Las condiciones del entorno no nos permitían el más mínimo error”, explica Alcido.

 

Una empresa basada en la pasión

Handel Sollevamenti, que en 2013 celebró su primera década de actividad, nació como empresa de fabricación y mantenimiento de grúas aéreas y grúas con pluma. El principio básico de la empresa siempre ha sido fabricar productos de la máxima calidad prestando una atención absoluta a todos los detalles. La realización de los productos resulta posible gracias a las capacidades profesionales y la experiencia de todo el personal. “Nuestros productos se utilizan en todo el mundo”, afirma Alcido. Este éxito solo se explica por la máxima atención que presta al cliente y sus necesidades esta empresa con sede en Porcia (Pordenone). “Nuestro padre, que fue quien fundó la empresa, creía que hay que ofrecer al cliente una satisfacción absoluta”, añade Alcido. Es por ello que no resulta extraña la elección de Verlinde, cuyos productos son conocidos desde hace más de 150 años por sus elevados estándares de calidad. “En nuestros proyectos utilizamos motores y polipastos de Verlinde, ya que nuestros clientes reconocen las ventajas de esta opción: menor necesidad de recambios, menos ruido, mayor velocidad, etc. Además, el polipasto Verlinde es resistente y fácil de montar y mantener. Esto hace que también resulte adecuado para aplicaciones en el extranjero”.

 

VERLINDE es:

 

-El primer fabricante y exportador francés de equipos de elevación y manipulación de cargas.
-Una gama de 30 familias de equipos de elevación para cargas de 60 a 250.000 kg.
-Certificado de calidad ISO 9001.
-Certificación del sistema de gestión ambiental ISO 14001.

 

En Francia: una red de agencias comerciales, estaciones de servicio posventa, unidades de fabricación de grúas puente EUROPONT en Francia, Bélgica y Holanda, y una red de distribuidores.

 

En el resto del mundo: un interlocutor a su lado en más de 55 países.

 

www.verlinde.com