A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

La fundición LOISELET, especializada en la fabricación de productos de hierro colado, está implantada en Dreux, 70 km al oeste de París. La empresa, fundada en 1850 por César Loiselet, ha permanecido siempre en poder de la familia. Hoy, la quinta generación, representada por Sylvain Loiselet, consejero delegado de la empresa, y su hermano Sébastien Loiselet, sigue capitaneando el barco. La sexta generación ya se está preparando con la llegada de sus hijos, que van ocupando poco a poco diferentes puestos de la empresa.

 

La fabricación regresa a Francia

 

Por motivos económicos, en 2001, la fabricación se deslocalizó a la planta situada en China. En 2011, las condiciones para devolver la producción a Francia eran favorables y, por ello, se puso en marcha la construcción de una unidad de fabricación en Dreux.

 

Volver a Dreux ofrecía diversas ventajas en términos de calidad de los productos, de capacidad de respuesta ante nuevos proyectos, de logística, de plazos y de costes de transporte. Es lógico, si pensamos que los principales mercados de LOISELET se encuentran en Europa y Norteamérica (EE. UU. y Canadá). 2012 fue el año en que se inauguró en Dreux una unidad de producción superautomatizada en una nave de 8000 m². En ella trabajan noventa y dos personas, seis de ellas en el departamento de ingeniería y sesenta en producción. Desde el principio, se instalaron dos hornos que trabajan juntos y que proporcionan una capacidad de fundición de doce toneladas/hora. La fábrica va aumentando su ritmo de producción rápidamente. Se prevé que la cifra de negocio, de 12 M de € en 2013, pase a 35 M de € cuando la producción llegue a su plena capacidad, dentro de tres años. En esa fecha, es probable que se cierre la fábrica china.

 

Piezas de gran peso

 

El peso de las piezas que hay que manipular va de los 20 a los 400 kg y, por ello, es indispensable contar con equipos de manipulación. Tanto es así que, desde la misma fase de diseño de la fábrica, la presencia de polipastos eléctricos se consideró un elemento importante en la cadena de producción. El sistema EUROSYSTEM ST de VERLINDE fue el elegido y se utilizará en combinación con los polipastos eléctricos de cadena Eurochain VL, equipados con control eléctrico para las maniobras de ascenso y descenso, mientras que los desplazamientos horizontales se realizarán manualmente. El departamento técnico interno diseñó la estructura portante de los carriles de conformidad con las normas vigentes. La instalación fue supervisada y aprobada por la Coface.

 

Polipastos Verlinde en los talleres

 

• En el taller de desbarbado, a la salida de la fundición, un polipasto EUROCHAIN VL sirve a una estación de trabajo para poder desplazar las piezas hasta una distancia de 10 m.
• El taller de mecanizado, donde se perforan, aterrajan o planean las piezas, funciona con dos máquinas automatizadas de cinco ejes, apoyadas por 2 polipastos de la nueva gama EUROCHAIN VR.

• Algunas piezas requieren la aplicación de pintura. La línea de pintura permite utilizar dos técnicas: la inmersión y la pulverización. Dos polipastos abastecen indistintamente a estas dos estaciones de trabajo.
• En la estación de granallado, se proyectan microesferas metálicas a una velocidad de 80 m/s para decapar las piezas. En este caso, cuatro polipastos Verlinde equipados con un electroimán permiten satisfacer las necesidades de producción.
• Por último, no puede haber una pieza de fundición sin su correspondiente molde. Así pues, la unidad de moldeo es un componente esencial en la calidad de los productos. La capacidad de producción de esta unidad es de 80 moldes por hora. El polipasto EUROCHAIN VR, equipado con control eléctrico para el ascenso y el descenso, que da servicio a esta unidad, permite transportar el modelo de aluminio hasta la caja de moldeo de arena.

 

En resumen, nueve polipastos VERLINDE idénticos se encargan de desplazar todas las cargas en las diferentes unidades de la fábrica de LOISELET en Dreux. Para Camille Loiselet, encargada de marketing y de las relaciones con los proveedores, VERLINDE fue la elección evidente, por la proximidad de la agencia VERLINDE, la relación calidad/precio del equipo y por su fiabilidad, sin olvidar que el mantenimiento y las reparaciones resultarán más sencillos al disponer de una dotación de polipastos homogénea.

 

Una gran diversidad de productos

 

La fundición LOISELET fabrica productos de fundición con grafito laminar (fundición gris) y grafito esferoidal, para diferentes mercados:

 

La industria (que representa un 85 % de la facturación) demanda material agrícola, ferroviario y de construcción y obras públicas. Para el sector viario (un 10 % de la facturación) se fabrica una gran variedad de productos, como las tapas de alcantarillado, registros, sumideros, etc. Finalmente, el mercado de la fundición artística y del mobiliario urbano constituye el 5 % de la facturación: fabricación de farolas, placas de chimenea, planchas de cocina, bancos públicos, fuentes, jardineras, etc.

 

VERLINDE es:

 

-El primer fabricante y exportador francés de equipos de elevación y manipulación de cargas.
-Una gama de 30 familias de equipos de elevación para cargas de 60 a 250.000 kg.
-Certificado de calidad ISO 9001.
-Certificación del sistema de gestión ambiental ISO 14001.

 

En Francia: una red de agencias comerciales, estaciones de servicio posventa, unidades de fabricación de grúas puente EUROPONT en Francia, Bélgica y Holanda, y una red de distribuidores.

 

En el resto del mundo: un interlocutor a su lado en más de 55 países.

 

www.verlinde.com