Skip to main content

Muchos tipos de luz y una carcasa compacta: el nuevo sensor de contraste KRT 3C de Leuze se puede integrar de modo flexible en procesos de envase y embalaje gracias a su capacidad multicolor y pequeño tamaño.

Con el sensor de contraste KRT 3C, Leuze presenta su sensor de contraste más pequeño para la industria del envase y embalaje hasta la fecha. Los operadores de planta se benefician así de un dispositivo compacto que puede utilizarse de forma muy flexible: El KRT 3C ofrece una detección fiable y un posicionamiento exacto, incluso con pequeñas diferencias de contraste, superficies brillantes o materiales muy reflectantes. Esto es posible gracias a su funcionalidad multicolor: la luz RGB (roja, verde y azul), la luz blanca y el láser de luz roja no dejan pasar desapercibido ningún objeto o marca de impresión. Esto permite a los usuarios seleccionar la fuente de luz adecuada para cualquier material y color de la marca de contraste en sus procesos de envase y embalaje o etiquetado.

Imagen 2: En el sector del envase y embalaje, los productos se envasan a menudo en bolsas tubulares. Los sensores detectan las marcas de contraste impresas y determinan en qué momento se ha de cortar la lámina de embalaje. Esto siempre es posible de forma fiable con los sensores de contraste KRT 3C gracias a su funcionalidad multicolor, incluso con materiales con diferentes combinaciones de colores o tonos de gris.

¿Poco espacio? ¡Ningún problema!
El KRT 3C detecta contrastes con una alta precisión y fiabilidad, un tiempo de respuesta corto de solo 50 µs (láser: 125 µs) y una mínima fluctuación de señales. Esto contribuye a un rendimiento óptimo de la máquina. Una ventaja en espacios reducidos: gracias a sus pequeñas dimensiones de 11 x 32 x 17 mm, el sensor está diseñado para la instalación en aplicaciones con poco espacio. Esto permite su instalación en casi cualquier lugar. Los usuarios pueden configurar con facilidad el KRT 3C a través de la interfaz IO-Link integrada. De este modo, los cambios al modificar el formato de los productos también se realizan rápidamente.


Imagen 3: Cuando hay poco espacio, el sensor de contraste KRT 3C de Leuze, con su tamaño compacto, es una excelente opción. El sensor detecta de manera fiable y muy precisa las marcas de contraste de diferentes colores, incluso sobre objetos redondos y diversos materiales.

Verdaderamente resistente
La carcasa de plástico robusta satisface los índices de protección IP67 e IP69K El KRT 3C también tiene la certificación ECOLAB, por lo que es capaz de resistir productos de limpieza agresivos.

www.leuze.com