A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

Un mandril en forma de pirámide hexagonal en lugar de cono redondo, diseñado según estrictos requisitos de fabricación y teniendo en cuenta la fiabilidad de proceso. Hainbuch ha respondido así a la creciente demanda de sectores concretos año tras año. Los usuarios piden mandriles capaces de proporcionar un rendimiento mayor y buena fiabilidad de proceso. El resultado se llama Maxxos, supera los requisitos indicados por el cliente e incluso más, ofrece todas las ventajas de un mecanismo de fijación hexagonal. El buje segmentado de sujeción con perfil hexagonal interior encaja perfectamente en la pirámide de sujeción y ofrece un rendimiento máximo de corte. La lubricación combinada con su rigidez garantiza un flujo de producción constante y, en consecuencia, alcanza la máxima fiabilidad. Los clientes que valoran la fiabilidad de proceso y la transmisión máxima de torque estarán encantados con el Maxxos T211.

Lo máximo en sujeción de diámetro interno

Gracias a la sujeción piramidal hexagonal se alcanza la transmisión máxima de torque y se obtiene un 155 por ciento más de torque transmitido y una rigidez de torsión hasta un 57 por ciento mayor en comparación con el mandril clásico Mando T211. Así se alcanzan parámetros superiores de proceso y en consecuencia se mejora la producción de piezas acabadas. Se obtiene una mayor fiabilidad de proceso gracias al diseño espacioso entre el buje y la pirámide de sujeción. Incluso durante el proceso de Clampeo el diseño impide prácticamente el acceso de suciedad a las superficies, reduciendo de forma significativa la frecuencia de intervalos de mantenimiento para limpiar y lubricar la herramienta. En conjunto, el mandril ofrece un diámetro de sujeción de 18 a 100 mm. Las zonas de sujeción de cada tamaño están diseñadas para que se superpongan, ofreciendo así la ventaja de que los usuarios puedan elegir hasta tres tamaños de mandril dependiendo del diámetro de sujeción. Cuanto más grande sea al mandril, mayor será la estabilidad y la rigidez. Los mandriles más pequeños pueden gestionar más piezas pequeñas del cliente y los usuarios pueden elegir el tamaño que deseen según sus propios criterios y preferencias. Los bujes alineados y segmentados tienen una concentricidad mínima de 0,01 mm y se pueden suministrar incluso en versión de alta precisión.

Ventajas principales:

– Mandril con cono de expansión para diámetros de sujeción de 18 a 100 mm
– Ideal para necesidades rigurosas de fabricación y fiabilidad de proceso
– Rigidez sin igual gracias al diseño espacioso de los segmentos de sujeción
– Torque y fuerza de sujeción de elevada transmisión
– Resistente a la suciedad gracias a la forma en pirámide hexagonal
– Círculo de corte < 0,01 mm disponible también en versión de alta precisión

HAINBUCH en la feria EMO 2017 de Hanover: Pabellón 3, stand C72

www.hainbuch.com