Skip to main content

  • Más del 40 % de los consumidores a nivel global cree que la inteligencia artificial mejora sus vidas de alguna manera, según una investigación publicada por Zyro
  • Se espera que para 2026 el 25 % de las empresas en España hayan implementado el uso habitual de la tecnología de Big Data en su proceso productivo, según la agenda de transformación digital España Digital 2026
  • A pesar de los pronósticos negativos, se predice que la IA responsable de crear el 9% de todos los empleos nuevos para 2025

El impacto de las nuevas tecnologías en la vida personal y en el ecosistema empresarial es cada vez mayor debido a las ventajas que ofrecen en términos de eficacia y eficiencia. A pesar de los pronósticos negativos, según datos publicados por Zyro,  se predice que esta industria será responsable de crear el 9% de todos los empleos nuevos para 2025. En cuanto al mercado, más del 40% de los consumidores cree que la inteligencia artificial mejora sus vidas de alguna manera. Hoy en día, más del 35% de las empresas utiliza inteligencia artificial y un 85% de ellas la consideran una inversión prioritaria en su estrategia comercial.

En el caso de España, que ocupa una posición intermedia en el ranking de las compañías europeas que utilizan IA, un 8% de empresas la adoptan en sus procesos diarios, según el informe “Uso de inteligencia artificial y big data en empresas españolas” de El Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

Actualmente, los países se encuentran en un momento clave debido a la ansiada integración entre la IA y el big data en su tejido productivo. De hecho, según la propuesta de la agenda de transformación digital España Digital 2026, se espera que para ese año el 25% de las empresas en España hayan implementado el uso habitual de la tecnología de Big Data en su proceso productivo. Actualmente el uso del análisis de datos sigue creciendo y solo en España el 29% de las grandes empresas hacen uso de esta tecnología, 18% las medianas y 9% las pequeñas.

Según HubSpot, la plataforma líder en CRM para empresas en expansión, hay cinco tipos de IA que resultarán fundamentales, tanto en importancia como en desarrollo, este año:

  • Sistemas expertos: La herramienta más simple en su categoría que forma parte de nuestro día a día. Esta tecnología está diseñada para realizar funciones y tareas concretas que requieren un buen nivel de conocimiento en la materia. De esta forma, facilita la toma de decisiones mediante la definición de un sistema de reglas que le indican a la máquina qué elegir en un escenario prefijado, sin espacio a la improvisación. Son especialmente útiles en tareas como la planificación empresarial y el control de inventario.
  • Redes neuronales artificiales: Son un tipo de algoritmo de IA que supera ciertas limitaciones de los sistemas expertos, como la capacidad de resolver problemas no previstos. Su funcionamiento se basa en pequeñas unidades de información que procesan datos, permitiendo extraer nueva información a través del aprendizaje autónomo, llevando a cabo lo que comúnmente se conoce como machine learning. Ejemplo de ello son los chatbots, que han adquirido gran popularidad y se han adaptado para personalizar las demandas de los consumidores o los sistemas de creación de contenidos escritos o gráficos.
  • Deep learning o aprendizaje profundo: Se trata de un algoritmo de alta complejidad que puede efectuar tareas más complicadas que, de otra manera, resultarían imposibles. Gracias a esta tecnología se pueden realizar labores que trascienden la capacidad humana, ya sea por volumen de trabajo o de datos. Un campo que puede beneficiarse especialmente de esto es el marketing —en la evaluación y predicción del comportamiento de los consumidores— y la ciberseguridad —proporcionando una gestión eficiente de las defensas informáticas.
  • Robótica: Esta rama computacional independiente de la IA se ha nutrido en gran medida de estos recursos digitales, provocando que gran cantidad de soluciones de robótica estén impulsadas por redes artificiales. Hoy en día existen robots capaces de caminar, hacer tareas complejas e incluso jugar al ajedrez gracias a sistemas de visión computacional, algoritmos de aprendizaje y código que les permite tomar decisiones. La inteligencia artificial está detrás de todo ello. Hoy en día la robótica tiene un papel importante en la logística, en la producción o en la atención al cliente.
  • Agentes inteligentes: Estos sistemas tienen la capacidad de tomar decisiones y actuar con base en ellas mediante razonamientos similares a los de los seres humanos. Actualmente, estas tecnologías están en desarrollo y prometen hacer que la gestión de tareas empresariales se vuelva más sencilla. Sin embargo, hoy en día su uso es reservado, ya que implica consideraciones éticas de importancia.

En su compromiso con el progreso y la evolución de los servicios que ofertan a sus clientes, HubSpot añade a su catálogo dos nuevas herramientas basadas en IA: un asistente de contenido, nacido de la colaboración con OpenAI —líder en sistemas de IA— y ChatSpot.ai.

Andy Pitre, vicepresidente ejecutivo de producto en HubSpot, afirma: «Actualmente, estamos viendo un cambio notable en la forma como trabaja la gente, y nuestro objetivo en HubSpot es ayudar a las empresas a establecer relaciones más estrechas con sus clientes. Los avances en IA podrían cambiar el uso y la manera en que la gente interactúa con el software.”

Ambos servicios ayudan a profesionales del marketing, las ventas y el servicio al cliente a ser más eficientes. El asistente de contenido está disponible en una versión beta restringida que permite crear y compartir textos de calidad en cuestión de minutos. Entre sus funciones destacan la sugerencia de títulos, redacción de textos y la optimización de flujos de trabajo. Por otro lado, ChatSpot.ai puede utilizarse en su versión alfa pública en inglés y proporciona al usuario un refuerzo en tareas vinculadas a la experiencia del usuario en el chat como agregar contactos al CRM de HubSpot, crear informes y correos electrónicos personalizados.

www.hubspot.es