Skip to main content

  • La editorial RUBIO completa con éxito el traslado de su producción a su innovadora sede, e incorpora dos nuevas máquinas especializadas en el proceso de encuadernación, una de ellas la primera de estas características en España y Portugal, que le permitirán triplicar su capacidad productiva actual
  • La nueva sede de RUBIO también ha permitido un notable aumento en su capacidad logística, pasando de 1.200 m2 a 3.000 m2 aproximadamente, gracias a dos áreas de almacenamiento de materia prima y producto terminado
  • La construcción de este edificio, inspirado en el brutalismo, ha supuesto grandes retos en el área de la ingeniería, como por ejemplo el diseño de la fachada con muros de hormigón encofrados “in situ” o los seis metros de desnivel entre las calles colindantes

La editorial RUBIO, especializada y referente en cuadernos didácticos, ha culminado con éxito el traslado de su línea de producción a su nueva sede, un espacio de 10.000 m2 ubicado en el parque empresarial Táctica de Paterna (Valencia). Un traslado que supone un hito en la producción de la empresa, ya que concentra todas las etapas del proceso en un mismo lugar, optimizando la coordinación y agilizando la fabricación. De hecho, con este importante paso, la empresa se posiciona para mejorar significativamente su capacidad y eficiencia en la producción de sus míticos cuadernos. Así pues, la nueva sede de RUBIO cuenta con un espacio de 750 m2 dedicado a imprimir y encuadernar, equipado con la última tecnología disponible en el mercado. 

En este contexto y gracias a las oportunidades espaciales que ofrece la nueva sede, la editorial ha incorporado a su línea de producción dos nuevas máquinas especializadas que permiten optimizar sus procesos. En primer lugar, la editorial ha instalado una nueva plegadora especializada, el modelo B-30/444 del fabricante MBO, líder en la industria de maquinaria de impresión. Esta máquina está diseñada para agilizar el proceso de preparación del papel, mejorando la logística y brindando una ventaja ergonómica al equipo de trabajo. De este modo, la editorial ha conseguido acortar la distancia entre impresión y encuadernado.

Además, RUBIO también ha introducido un nuevo tren de grapado, el modelo PRINOVA de la firma líder Müller Martini. Esta innovadora incorporación permite una mayor versatilidad en la respuesta a diferentes formatos de cuadernos, al tiempo que aumenta la eficiencia del proceso de encuadernación, triplicando la capacidad productiva de la editorial. Este nuevo modelo de tren de grapado es el primero ubicado en toda la Península Ibérica, lo que sitúa a la editorial RUBIO en la vanguardia de líneas de encuadernación en España y Portugal.

“La incorporación de estas dos máquinas nos va a permitir optimizar nuestros procesos, además de garantizar la calidad del producto final, ya que se logran unos cortes más limpios y, por tanto, las encuadernaciones son más precisas, pero también nos permitirá seguir innovando en nuevos productos con diferentes características técnicas y seguir ampliando nuestro porfolio. Todo ello tiene una finalidad clara, que es abrazar el crecimiento que vamos a experimentar en los próximos años, centrado en dar respuesta a la demanda nacional y en la internacionalización de nuestra marca hacia Latinoamérica”, explica Enrique Rubio, director general de la editorial.

Además del traslado de la línea de producción, la nueva sede de RUBIO también ha permitido un notable aumento en su capacidad de almacenaje, con la incorporación de dos amplias zonas dedicadas al almacenaje de materia prima y producto terminado, así como el área logística. Con 3.000 m2 destinados a estas áreas clave, que supone un crecimiento del 150% en su capacidad de almacenamiento, la editorial se prepara para asegurar un flujo eficiente de sus productos.

La nueva sede de RUBIO, una obra maestra de la ingeniería

El traslado de la producción a la nueva sede representa un hito en el crecimiento y desarrollo de la empresa, evidenciando su compromiso con la innovación, el cuidado de lo estético y la sostenibilidad. Así pues, el edificio de la editorial, inspirado en el movimiento artístico del brutalismo y diseñado por el estudio Masquespacio, será autoabastecido energéticamente gracias a una instalación de energía solar, acorde con los valores de la firma.

Además, la construcción de la nueva sede se ha enfrentado a retos significativos, como el diseño de la fachada principal con diferentes figuras geométricas vacías, lo que obligó a la empresa de ingeniería encargada de la obra, Ingecivil, a construir dicha parte con muros de hormigón armado, que alcanzan los 16 metros de altura, encofrados “in situ”. Esta compleja obra, que empleó en total 270.000 kilos de acero y 3.700 m3 de hormigón, refleja el compromiso de RUBIO en la creación de su innovadora sede, que se convertirá en un símbolo valenciano del diseño. 

Otro de los retos encontrados fue el considerable desnivel, de hasta 6 metros de diferencia, entre las calles colindantes, que se salvó con la construcción de unos sólidos muros de contención de hormigón de hasta 8,10 metros de altura. En este contexto, el traslado de la línea de producción culmina la primera fase de construcción de su nueva sede y marca un paso importante hacia el futuro de la empresa. Quedará pendiente, en sucesivas fases del proyecto, el traslado del museo RUBIO y las oficinas de la editorial.

RUBIO nace hace ya más de 65 años de la mano de Ramón Rubio y es la editora de los afamados cuadernos didácticos basados en potenciar la plasticidad del cerebro, a través del desarrollo de las competencias básicas, como la escritura y el cálculo. Desde su fundación, RUBIO ha vendido casi 325 millones de ejemplares de cuadernos, que han acompañado a varias generaciones de españoles.