A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

  • El CGATE tranquiliza a los residentes en edificios de Madrid y Castilla-La Mancha: “Según el Código Técnico de Edificación la sobrecarga de nieve para zonas por debajo de 1.000 metros es de 100kg/m2; tendría que haber más de 80 cm de nieve para empezar a preocuparse”.
  • Como ya ocurrió este verano con las piscinas portátiles colocadas en terrazas, el Consejo General advierte de los riesgos que pueden suponer las grandes cargas en estas infraestructuras.

A raíz de la borrasca “Filomena”, que mantiene a España en alerta por nieve y frío, el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) urge a extremar las precauciones y recuerda la importancia de limpiar de nieve las cornisas, voladizos, terrazas y aparatos anclados a la fachada (aparatos de aire acondicionado) para garantizar, así, la seguridad de las personas.

No obstante, desde el CGATE mandan un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Madrid y Castilla-La Mancha, dos de las regiones donde más está azotando el temporal. Alfredo Sanz Corma, presidente de la institución colegial ha manifestado que “según el Código Técnico de Edificación (CTE) la sobrecarga de nieve para localidades por debajo de 1.000 metros de altitud, es de 100 kg/m2; tendría que haber más de 80 cm de nieve acumulada en terrazas, cornisas o voladizos para que las cargas supongan riesgo de derrumbe”.

Con todo, y teniendo en cuenta que más de la mitad del parque inmobiliario es anterior a este CTE, de 2007, una vez que pare de nevar, esta institución recomienda encargar a profesionales cualificados retirar la nieve de zonas delicadas, como voladizos, cubiertas ligeras o cornisas.

“Siempre que sea posible y en zonas de fácil acceso y, sobre todo, que no pongan en riesgo la seguridad personal, es recomendable despejar la nieve acumulada en terrazas o balcones, sobre todo aquellas que estén sobre voladizos, que puedan desprenderse sobre la vía pública y causar daños materiales y, sobre todo, personales”, asegura Alfredo Sanz. “En el caso de que los accesos sean complicados, como voladizos y cornisas, es mejor recurrir a profesionales cualificados”, añade.

Como ocurriera este verano con las piscinas portátiles colocadas en terrazas, los arquitectos técnicos y aparejadores, en un ejercicio de servicio público, quieren adelantarse a las consecuencias que puede tener la acumulación de nieve y las heladas en superficies cuando estas son ligeras. “Es importante que las comunidades de propietarios se dejen asesorar por técnicos colegiados para comprobar y evaluar el estado real de las edificaciones”, concluye el presidente del CGATE.

Sobre el CGATE

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España es el órgano coordinador de los cincuenta y cinco Colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos existentes. Cuenta con más de 50.000 colegiados y representa a la Arquitectura Técnica a nivel nacional e internacional, velando por sus intereses y por la mejora continuada del sector de la edificación.

www.cgate.es