EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

Oppent – Mobile Robots for any kind of need

VÍDEOS DESTACADOS

Skip to main content

Gracias a los esfuerzos de los ingenieros del Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA, el módulo de cámara térmica Boson de Teledyne FLIR está listo para aventurarse más allá de la atmósfera.

El sistema de termografía en miniatura Boson ve la energía térmica y proporciona mediciones exactas de temperatura a distancia. Las ingeniosas modificaciones introducidas por la NASA le permiten sobrevivir a las condiciones más extremas imaginables, desde las intensas vibraciones durante el despegue hasta el vacío del espacio, y luego a las temperaturas que se alcanzan al reentrar en la atmósfera de la Tierra.

NASA escogió el Boson porque ya cumple muchos de los exigentes requisitos de ingeniería, como la necesidad de una cámara de infrarrojos pequeña, ligera, refrigerada de forma pasiva y con una resolución térmica de 640×480. La plataforma también se adapta bien a la personalización y las modificaciones añadidas para sobrevivir a los rigores de los viajes espaciales.

El Boson y el paquete desarrollado por la NASA han sido exhaustivamente comprobados y certificados con un nivel de madurez tecnológica (TRL) 8 para funcionamiento bajo condiciones como altas vibraciones, choques, vacío, altas radiaciones y ciclos de temperatura desde frío extremo hasta calor extremo. El paquete de Boson modificado también podría servir como opción potencial para su uso en las condiciones terrestres más adversas, por ejemplo en el sector aeroespacial y la maquinaria industrial automatizada.

Prueba del escudo térmico inflable para la reentrada

Para su misión, la versión espacial del Boson se utilizará dentro de la prueba de vuelo de órbita terrestre baja de un desacelerador inflable (LOFTID/IHAD) de la NASA, que consiste básicamente poner a prueba la efectividad de un escudo térmico inflable durante la reentrada en la atmósfera de la Tierra.

El Boson permanecerá detrás del escudo térmico con el objetivo de monitorizar el calor generado en el espectro infrarrojo a medida que el escudo desciende de vuelta a la Tierra. Un escudo térmico inflable y ligero podría ofrecer importantes ventajas para futuras misiones, tanto al volver a la Tierra como al entrar en la atmósfera de objetos celestes cercanos dentro del Sistema Solar. El Boson modificado también podría formar parte de cámaras instaladas en futuros satélites y vehículos espaciales órbita terrestre baja.

Se espera iniciar las pruebas en noviembre de 2022. Los ensayos exitosos aumentarán el TRL hasta el nivel 9 para el Boson y el montaje del paquete, que está disponible con licencia del Programa de Transferencia Tecnológica de la NASA.

www.flir.com/oem/boson-family/

www.technology.nasa.gov/patent/MFS-TOPS-108