A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

SNCF, Compañía Nacional de Ferrocarriles de Francia, ha concedido la homologación final para el uso de rodamientos NSK en los bogies de los trenes de muy alta velocidad, los conocidos TGV. Esta confirmación es la culminación de un proyecto de cinco años en que los ingenieros de NSK han trabajado en estrecha colaboración con SNCF para garantizar el cumplimiento exacto de los requisitos. Aunque NSK ya había recibido aprobaciones similares en Japón, China y Corea, es la primera vez que la empresa recibe una homologación para una aplicación de este tipo en Europa. SNCF (con sus TGV) es uno de los principales operadores mundiales en el transporte ferroviario de alta velocidad y posee numerosos récords mundiales, tanto comerciales como de pruebas, incluyendo el del tren más rápido sobre ruedas con una velocidad de 574,8 km/h el año 2007, por lo que NSK Europe se siente especialmente orgullosa de anunciar esta homologación.

Las condiciones de funcionamiento de los rodamientos de los bogies de los vehículos ferroviarios son muy exigentes.

Entre éstas destacan las elevadas cargas radiales de impacto causadas por las juntas de los raíles de las vías del ferrocarril, los cambios de vía y, a veces, las deformidades en las ruedas, así como las cargas radiales estáticas y dinámicas resultantes del peso del vagón. También existe la probabilidad de que el movimiento lateral genere cargas axiales, ya que a menudo los trenes se desplazan sobre carriles curvos o en un movimiento serpenteante. El conjunto de todas estas fuerzas forma unas complejas combinaciones de cargas que actúan sobre los rodamientos de los bogies, exigiendo un ajuste muy preciso de la geometría interna de los elementos rodantes del rodamiento. Si a todo ello se le suma la protección necesaria contra los elementos ambientales como el polvo, la arena y la lluvia, así como el requisito de unos intervalos de mantenimiento muy largos, la complejidad de desarrollo del producto resulta evidente.

NSK acumula muchas décadas de experiencia en dar cumplida satisfacción a las necesidades de los clientes del sector ferroviario. La compañía ha colaborado desde el principio en el desarrollo del Shinkansen japonés, una de las innovaciones más revolucionarias del transporte ferroviario de alta velocidad. En estos últimos tiempos, otros operadores ferroviarios de trenes de alta velocidad en Corea y China han aprovechado los conocimientos de NSK. Esta experiencia acumulada, unida a la reputación global de NSK como uno de los principales fabricantes de rodamientos del mundo, convenció a SNCF para iniciar las conversaciones en octubre de 2011.

Durante el proyecto de cinco años, NSK superó con éxito numerosas auditorías de sus procesos de fabricación y asistió a un exhaustivo banco de pruebas en las instalaciones de SNCF antes de pasar a las pruebas de campo, que se iniciaron en 2014. En esta importante etapa se montaron 100 rodamientos en trenes TGV reales, que se monitorizaron con total precisión en recorridos que superaron el millón de kilómetros.

Gracias a los conocimientos técnicos de la empresa en cuanto a diseño, fabricación y aplicación, unidos a la motivación y compromiso de las muchas personas involucradas, los rodamientos mostraron unos resultados excepcionalmente buenos. Los trenes TGV circulan a velocidades de 320 km/h, por lo que está claro que no hay margen para fallos. A mediados de 2015 se entregaron otros 300 rodamientos para ensayos de campo adicionales, y en 2016 SNCF otorgó la homologación final.

Creados con la experiencia de NSK, los rodamientos para bogies de los TGV se diferencian de los productos de la competencia en unas características internas optimizadas, tales como el perfil de los rodillos, la forma de la jaula, la forma de las nervaduras, el diseño del sello y la forma de los caminos de rodadura. Los resultados de estos atributos de diseño se observaron por primera vez en los bancos de pruebas iniciales, en los que los rodamientos demostraron sus características de larga duración y un excelente rendimiento operativo.

Los 400 rodamientos NSK montados hasta la fecha siguen en funcionamiento y la mayoría han completado más de un millón de kilómetros, dependiendo del tipo de TGV en el que fueron instalados. Gracias a estos éxitos, NSK ha recibido su primer pedido de rodamientos para bogies en calidad de proveedor cualificado de la SNCF.

Acerca de NSK

Fundada hace 100 años, NSK (Nippon Seiko Kabushiki Kaisha) es una empresa que cotiza en los parqués bursátiles nipones y que ha pasado de ser un proveedor regional de rodamientos de bolas a convertirse en un especialista en rodamientos de rodillos y uno de los principales proveedores para la industria automovilística con presencia en todo el mundo. Actualmente, NSK cuenta con más de 31.500 trabajadores en 30 países. En marzo de 2016, NSK obtuvo una facturación de 975 billones de yenes. Estas cifras han sido el resultado de la creciente inversión en investigación y desarrollo, lo que permite a la empresa mejorar continuamente la calidad de sus productos y servicios. Esta inversión apoya el objetivo de NSK de convertirse en el “Número 1 en Calidad Total”. Además de una completa gama de rodamientos de rodillos, NSK desarrolla y fabrica componentes de precisión y productos mecatrónicos, así como sistemas y componentes para la industria de la automoción, incluyendo rodamientos para ruedas y sistemas eléctricos de dirección asistida.

En 1963 se inauguró la primera filial europea de NSK en Düsseldorf, Alemania, y en 1976 se abrió la primera planta de producción europea en Peterlee, Inglaterra. Actualmente, NSK Europe gestiona las ventas paneuropeas con centros de producción en Inglaterra, Polonia y Alemania, centros logísticos en los Países Bajos, Alemania e Inglaterra y centros tecnológicos en Alemania, Inglaterra y Polonia. En 1990, NSK adquirió el Grupo UPI incorporando al grupo el conocido fabricante europeo de rodamientos RHP, con su fábrica en Newark (Reino Unido). Además, NSK ha desarrollado una amplia red de ventas de distribuidores autorizados. NSK Europe se divide en unidades de negocio o comerciales basadas en aplicaciones: Tecnologías de rodamientos para distintas industrias y tecnología lineal y de precisión (EIBU), así como módulos de rodamientos y sistemas de columnas de dirección para la industria de la automoción (EABU y ESBU). En esa organización, NSK Europe cuenta con 3500 trabajadores y alcanzó una facturación de más de 1000 millones de euros a marzo de 2016.

www.nskeurope.es