EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

Oppent – Mobile Robots for any kind of need

VÍDEOS DESTACADOS

Skip to main content

Kennametal lleva el éxito sin precedentes en el taladrado a los fabricantes de las industrias aeroespacial y energética.

Kennametal presenta otra herramienta de corte de alto rendimiento, la broca de metal duro integral B21*SGL con canal refrigerante. La B21*SGL está diseñada para acero inoxidable, níquel y aleaciones de cobalto, y tiene geometría de punta patentada y recubrimiento monocapa PVD AlTiN, ofreciendo una productividad superior y mayor vida útil en aplicaciones aeroespaciales y energéticas que precisen de taladrados predecibles de alta producción.

“En las pruebas de clientes la B21*SGL superó sistemáticamente a las brocas de la competencia haciendo más orificios en menos tiempo con una rectitud del orificio y calidad superficial mejoradas.

Este nuevo diseño elimina prácticamente el riesgo de astillamiento y descascarillado que producen errores en el taladrado. Además, gracias al corte en un solo punto ofrece el menor nivel de empuje del mercado permitiendo realizar un taladrado productivo incluso en piezas de trabajo con geometrías delicadas”, dice Frank Martin, Director de Producto de brocas de metal duro integral.

Uno de los problemas que tienen estos materiales es su tendencia a pegarse a la herramienta de corte creando un recrecimiento del filo y el astillamiento de las esquinas. La geometría de corte propia B21*SGL, el filo pulido de corte, el margen de esquina de desprendimiento negativo y el diseño de canal “respetuoso con las virutas” mitigan estos efectos y favorecen al mismo tiempo la evacuación de virutas y la reducción de las fuerzas de corte. Si a todo eso añadimos la calidad KCMS15 de Kennametal con extrema resistencia al desgaste y alto contenido en aluminio, se obtiene una broca que hace más agujeros por herramienta y además lo hace más rápido y de forma más predecible.
“Varios de nuestros clientes han experimentado una mejora en la vida útil de la herramienta de entre dos y seis veces en diferentes materiales difíciles, incluso después de aumentar hasta un 50% las velocidades de avance en algunos casos”, dice Martin.

El taladrado es un proceso de mecanizado crítico sobre todo para los que fabrican turbinas. Debido a que la operación de taladrado se realiza generalmente casi al final del proceso de producción, cuando las piezas de trabajo tienen el valor máximo, una broca rota puede dañar e incluso destruir componentes que valen decenas de miles de euros.

“Esta nueva broca de metal duro integral ofrecerá un valor increíble a todos los que necesiten taladrar muchos orificios en Inconel, titanio, aceros inoxidables de la serie PH y otras superaleaciones resistentes al calor. Esto es especialmente importante para los fabricantes del sector aeroespacial debido a la increíble presión para aumentar la producción del programa de motores de aviación LEAP”, dice Matthieu Guillon, Director de Cuentas clave, sección aeroespacial.

Acerca de Kennametal

Kennametal Inc. lleva más de 80 años como líder tecnológico industrial suministrando productividad a los clientes mediante ciencia de materiales, herramientas y soluciones de resistencia al desgaste. Clientes de sectores como el aeronáutico, el de movimiento de tierras, el energético, el de ingeniería general y de transporte se dirigen a Kennametal en busca de ayuda para fabricar con precisión y eficiencia. Unos 10 000 empleados ayudan diariamente a clientes en más de 60 países a ser competitivos. Kennametal obtuvo unos ingresos aproximados de 2400 millones de dólares americanos en el ejercicio fiscal de 2018.

www.kennametal.com