A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

GEI es una empresa asturiana dedicada al diseño y fabricación de maquinaria a medida para el sector industrial. Experta en equipos para el transporte, elevación y manipulación de producto, esta empresa asturiana cuenta con más de 15 años de experiencia. Uno de sus proyectos más recientes es la automatización del proceso de desmoldeado de cubiteras de hielo industriales con un robot Yaskawa, que ha supuesto un gran reto tanto en términos de mejora del entorno de trabajo como de optimización del espacio con el objetivo principal de mejorar el rendimiento y la productividad del cliente final. En este caso, se trata también de una empresa asturiana dedicada a la fabricación y distribución de cubitos de hielo con más de 20 años en el sector.

Automatizar un proceso manual

El gran reto era automatizar un proceso que, hasta ese momento, se realizaba de manera totalmente manual. Esto es, extrayendo una a una las cubiteras del carro, girándolas 180º y colocándolas en la prensa. Debido a la naturaleza del producto, este trabajo se realiza a bajas temperaturas y manipulando pesos importantes. Además, supone una tarea totalmente repetitiva y expuesta a un ruido excesivo producido por el impacto de los cubitos de hielo sobre las rampas de acero inoxidable. Como consecuencia de este complicado entorno, el rendimiento disminuye con el avance de la jornada y son necesarias muchas rotaciones de personal.

La celda robotizada diseñada por GEI se centra en el proceso de desmoldeado de los cubitos de hielo y está compuesta, en primer lugar, por carros móviles colgantes, es decir, unas estructuras de acero inoxidable para albergar 69 cubiteras (6.210 cubitos) que trasladan el producto a la zona de carga, zona de congelado y zona de descarga. La solución también cuenta con un focalizador, que un equipo para el centrado del carro y posicionado en altura para el inicio de la descarga automática. El centro de la solución es el robot GP180 de Yaskawa, una garra neumática y un sistema de giro de 180º para extraer las bandejas del carro y posicionarlas en la prensa de desmoldeado de las bandejas de cubitos. Esta última cuenta con un sistema hidráulico. Finalmente, encontramos unas bandas de transporte que sacan los cubitos de hielo y los llevan a empaquetarlos en un proceso independiente.

El robot GP180: un robot de manipulación compacto y de alta velocidad

El robot GP180 de Yaskawa pertenece a la amplia familia Motoman GP que incluye robots de manipulación compactos que se caracterizan por su velocidad. En el caso de esta celda robotizada, el GP180 proporciona una capacidad de carga de hasta 180 kg y un alcance máximo de 2.702 mm. Se trata de un robot de fácil configuración y mantenimiento que cuenta con una estructura de muñeca resistente al medioambiente. Esto mejora la eficiencia en la instalación, operación y mantenimiento del equipo.

Resultados: mayor rendimiento y productividad

Teniendo en cuenta que este proceso era completamente manual en un entorno hostil debido a la contaminación acústica y las bajas temperaturas, la nueva solución ha triplicado el rendimiento y el equipo actual ha incrementado un 40% la productividad del turno. Ahora, la capacidad de desmoldeo es de aproximadamente 25.000 cubitos/hora, mientras que con el proceso manual era de aproximadamente 15.000 cubitos/hora. Otro reto que se presentaba era la integración de la solución en un reducido espacio de trabajo que cuenta con una superficie de unos 20m2 y una altura de no más de 2,5 m. Esto dificultaba el desarrollo de la celda, pero se ha conseguido una óptima integración gracias a un diseño muy cuidado y una programación estudiada milimétricamente.

www.yaskawa.es