A Look Inside the SureBead Applicator from Nordson

EN | EtherCAT Terminals: The fast all-in-one system

VÍDEOS DESTACADOS

Los depósitos de almacenamiento, compensación y almacenamiento de la industria de transformación,
alimentaria o incluso en las plantas de energía eólica, suelen necesitar un control de máximo y otro de
mínimo nivel de los depósitos. Los interruptores de nivel utilizados, son tan variopintos como los diversos
medios que controlan. Con el interruptor CleverLevel LBFS/LFFS, Baumer ha desarrollado un verdadero
todo terreno universal, que utiliza la tecnología de microondas. Este método aprovecha el hecho de que
todos los materiales, independientemente de su consistencia, tienen una constante dieléctrica específica de
ese medio. Esto hace que el nuevo interruptor de nivel sea adecuado para la práctica totalidad de
productos, incluidos los líquidos, granulados e, incluso, medios con carga electrostática. Al mismo tiempo,
no le afectan las espumas, gases, burbujas, presurización o sustancias adhesivas que pueden conducir a
errores de conmutación en prácticamente la totalidad de las otras tecnologías. Esto hace que el CleverLevel
sea más que un mero sustituto de la horquilla vibradora o diapasón tradicional utilizada en el control de
nivel. La configuración es posible mediante un sencillo programador o en el mismo sensor. Es más
conveniente con el software Flex Programmer, que permite la visualización al mismo tiempo. La información
que se muestra puede comunicarse a un controlador de nivel superior, si es necesario y allí interpretarse de
acuerdo con la fase de operación.

 

La detección de nivel es de gran importancia en la industria de transformación. Se supervisan los valores
máximo y mínimo de los niveles de llenado de los tanques de producto o se usa como protección contra el
rebosamiento o protección en seco. Una serie de interruptores de final de carrera están disponibles,
basados en diferentes tecnologías. La aplicación específica determina la selección, porque hasta ahora no
era posible cubrir todas las aplicaciones con un interruptor de nivel. Ahora las cosas son diferentes. Un
interruptor de nivel nuevo, que utiliza la tecnología de microondas, ahora resulta ser un todo terreno
universal orientado practicamente para casi todos los medios posibles. Las exigencias de los interruptores
de nivel pueden variar considerablemente, según la aplicación. Hay numerosos factores específicos a tener
en cuenta, tales como la formación de espuma, la agresividad o la inflamabilidad de los medios a detectar,
las sustancias adhesivas, las condiciones de instalación desfavorables, la velocidad del proceso de llenado
y, por supuesto, la precisión requerida. Las horquillas vibradoras o de diapasón no necesariamente ofrecen
las mejores condiciones. Algunas tienen componentes de dimensiones considerables. Pueden surgir errores
de medición, ya que los materiales de alta viscosidad tienden a adherirse a las horquillas, los medios
granulares gruesos pueden alojarse fácilmente entre las horquillas y causar también errores de medición.
Las horquillas son difíciles de limpiar y los líquidos y las sustancias en polvo requieren diferentes versiones.
Hasta ahora, era imposible cubrir todas las aplicaciones con un solo interruptor de nivel.

 

Sensor versátil de configuración elegante.
Ahora la serie de interruptores de nivel CleverLevel de Baumer llena este hueco. Se basa en la tecnología
de barrido de frecuencias o microondas. El sensor analiza la frecuencia de resonancia del circuito oscilante
afectada por la constante dieléctrica del medio por debajo de la punta del sensor. Esto permite suprimir el
efecto de la sustancia adhesiva sobre la punta del sensor o de la espuma. La alta sensibilidad en un margen
de medición grande, para constantes dieléctricas de 1,5 a más de 100, permite la detección del límite de
todo tipo de polvos, granulados y líquidos con una instalación sencilla.
La configuración de fábrica, por defecto ya reconoce la mayoría de productos. La función de “auto
cheking”, ayuda en caso de duda y la configuración más compleja se convierte en un sencillo proceso con
el software FlexProgrammer, porque el usuario puede prácticamente “ver” lo mismo que el sensor. El
margen de conmutación se puede ajustar según se requiera, por ejemplo para hacer caso omiso de las
espumas en la supervisión de máximo o mínimo. Lo mismo puede decirse si el sensor necesita ignorar
sustancias adhesivas los depósitos con chocolate líquido son un ejemplo típico, incluso cuando están
vacíos, las paredes del sensor y del recipiente están recubiertas de chocolate. Cuando se configura
adecuadamente, el CleverLevel sigue conmutando solo cuando el depósito está realmente lleno o vacío. La
adherencia electrostática, que con frecuencia hay que tener en cuenta en la detección de las sustancias en
polvo, también puede ser ignorada por el ajuste adecuado del margen de conmutación.

El sencillo software de configuración contribuye realmente a la facilidad de su uso. Por ejemplo, es posible
observar la señal interna del sensor, mientras se ajustan los umbrales con un clic del ratón en la
representación gráfica. Esto no sólo hace intuitivo y por lo tanto fácil de aprender, el método de
configuración, sino que también mejora considerablemente la fiabilidad de los resultados, ya que pueden
revisarse gráficamente en cualquier momento. Esto también es posible con métodos de configuración
extendidos que tienen en cuenta la conductividad del medio, incluso si dos medios tienen la misma
constante dieléctrica.
Incluso se pueden detectar distintos medios en la misma línea de proceso o depósito de proceso para
diferenciar el producto final. Por ejemplo, distintos tipos de salsa de pescado, distintas cervezas, etc. Con
este propósito, se puede emitir una señal de modo que las distintas constantes dieléctricas a través de los
diferentes los medios, espumas o sustancias adhesivas puedan diferenciarse en el control. Esto permite
detectar si un medio es contaminado por otro, por ejemplo, aceite contaminado con agua.

 

Evaluación de los resultados de medición y planificación de mantenimiento
La información que se visualiza con la ayuda de software también puede transferirse al controlador de nivel
superior. Entonces se puede evaluar la señal de medición. Se sabe en última instancia, si la posición del
punto de conmutación se desplaza debido a la presencia de otro medio en el depósito durante el lavado,
por ejemplo. La suciedad en el tanque también puede detectarse de esta manera, y programar la limpieza
en consecuencia. Hoy, muchas áreas de aplicación dependen de esta información. Las centrales eólicas
son un ejemplo típico de esto, ya que el mantenimiento “espontáneo” de los recipientes de lubricante es
muy costoso y sólo puede llevarse a cabo a un coste injustificable. Lo mismo puede decirse de las
locomotoras, barcos o maquinaria agrícola, por ejemplo.
Otro punto fuerte del sensor de nivel de supervisión resulta particularmente evidente en los depósitos
móviles. Normalmente, trabaja con un tiempo de respuesta de 0,1 s, lo que permite procesos de llenado de
alta velocidad y el mantenimiento preciso de los niveles de llenado. Sin embargo, esto se convierte en una
desventaja si el depósito está en movimiento y el contenido chapotea alrededor. En tales casos, se puede
ajustar un retardo de conmutación de hasta 10 s para evitar señales falsas debidas al movimiento del
tanque.

 

Robusto, higiénico, con aprobación ATEX
Pero la nueva serie CleverLevel ofrece aún más. Los interruptores de nivel pueden instalarse en cualquier
posición, incluso en lugares bastante inaccesibles. El LED que indica el proceso de conmutación es muy
visible en todas las direcciones. El sensor funciona en silencio, el cumplimiento de los requisitos de
protección IP67 es estándar, y es adecuado para temperaturas ambiente entre -40 °C y 200 °C. El
funcionamiento tampoco se ve afectado por las vibraciones. Esto último, por ejemplo, es importante cuando el interruptor de nivel se coloca cerca de una bomba como protección contra el funcionamiento en seco. La
pequeña profundidad de inserción, de tan solo 15 mm es también una característica positiva en estas
circunstancias. Caudal y presión apenas se ven afectados. Además, gracias a la instalación sin huecos y la
punta suave, nada puede adherirse al sensor.
Además de las conexiones para procesos industriales, también hay versiones con aprobación EHEDG y una
versión ATEX para zonas Ex para aplicaciones con requisitos de higiene estrictos. Hay un sinnúmero de
posibilidades de aplicación de este interruptor de nivel de todo terreno. La industria alimentaria y de bebidas
puede beneficiarse de sus posibilidades tanto como cualquier otra, desde las de productos farmacéuticos,
químicos y petroquímicos, y todo el espectro de la ingeniería de procesos, hasta los campos del suministro
de agua y de las aguas residuales. Otras áreas de aplicación se encuentran en las plantas de energía
eólica, maquinaria móvil, molinos de cereales o las instalaciones de limpieza y los sistemas de bombeo.
Más información: www.baumer.com/cleverlevel