Skip to main content

  • El 14% de los usuarios mayores de 65 años que no usan internet afirman no poder realizar gestiones sanitarias, según datos del “Informe sobre Brecha Digital” de Mayores UPD
  • Para Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, “la brecha digital supone ciertas dificultades para los mayores a la hora de acceder a los servicios tecnológicos, lo que puede resultar en una percepción de exclusión hacia este segmento de la población”.

En los últimos años, la tecnología ha demostrado ser una herramienta de alto valor en muchas áreas de nuestro día a día, incluido el sector sanitario. Y en cuanto a la tercera edad, la adopción de las nuevas tecnologías puede suponer un desafío. No obstante, la interacción de las personas mayores con internet ha ido creciendo poco a poco y, según los últimos datos del INE, un 35,9% de las personas mayores de 74 años había utilizado internet en el último trimestre. Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, explica que “la desigualdad en el acceso a internet y a las TIC, conocida como brecha digital, supone ciertas dificultades para los mayores a la hora de acceder a los servicios tecnológicos, lo que puede resultar en una percepción de exclusión hacia este segmento de la población”.

Por otro lado, casi 3 de cada 10 personas mayores que no usan internet (27,1%), aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana desde la pandemia porque únicamente se podía hacer a través de internet o una máquina, según el “Informe sobre brecha digital” de Mayores UDP que analiza a las tendencias en el uso de internet en mayores de 65 años.

¿Y las gestiones sanitarias?

En este sentido, el 14% de los usuarios mayores de 65 años que no usan internet afirmaron no poder realizar gestiones sanitarias o sociales. Por su parte, de los usuarios que usan habitualmente internet, más de la mitad lo utilizan para este tipo de gestiones (52%), aunque el 13,5% afirma necesitar ayuda para realizarlas.

Cuscó concluye que, “a pesar de que se va reduciendo la brecha digital, es crucial asegurar que la tercera edad, que representa casi el 20% de la población a nivel nacional, adopte la tecnología en su día a día. Por ello, conviene repensar algunas herramientas y accesos tecnológicos para ponerlos realmente al servicio de las personas de una manera justa y equitativa para todos”.

www.asho.net